Consejo 1: los calvos con melena son feos y dan pena

Calvos (1) - FaceIt!!!El otro día mi amiga Vero me envió un vídeo de Aless Gibaja, de quien no tenía noción de su existencia.  Tras el shock inicial, empezaron a sangrarme los oídos y a doler las retinas. Esa especie de híbrido entre María Von Trapp hasta arriba de coca y el más mari de los My Little Pony realmente dolía. Por no hablar de sus “cuidados” estilismos, a los que no falta detalle, emulando ser la más lerda de las Monster High. Y no acabando ahí la cosa, que este chico da para mucho, es imposible obviar su marcada alopecia. Aless, cuando el nacimiento de tu pelo comienza a la altura de las orejas; cuando tu frente es prácticamente más ancha que tu espalda, debemos hacer frente a la realidad y empezar a llamar el problema con su nombre: CALVICIE.

Todo esto me llevó a preguntarme si, en vista de que el sujeto carece de gusto, no tendría algún amigo que le  sugiriera dejar de disfrazarse de fantoche y, con urgencia le rapase la cabeza. Evidentemente, la respuesta es no. Desgraciadamente, casos como el suyo son más habituales de lo que nos gustaría, y pueden  resumirse en la siguiente fórmula:
NEGACIÓN DE LA REALIDAD + AUSENCIA DE AMIGOS SINCEROS = FANTOCHE
Y como no deseo que esta situación vuelva a repetirse , he decidido publicar una vez a la semana un sabio consejo para poder sacar más partido a tu imagen (aderezado con un poco de humor, por supuesto).
Y  el primer consejo de esta sección es una llamada a todos aquellos que tratan de mantener sus últimos cuatro pelos  a cualquier precio, incluyendo el de su dignidad.

No voy a decir que el pelo está sobrevalorado (pues a todos nos gusta tenerlo), pero sí que en muchas ocasiones, cuando la proporción de zonas despobladas es infinitamente superior, mantenerlo añade años, muchos años, y resta todo tu atractivo…y si te empeñas en mantener tu melena juvenil, el resultado es catastrófico y, o tienes mucha labia, o no te comes un rosco el resto de tu vida.
Por ello, el consejo de hoy es: los calvos con melena son feos y dan pena. En realidad, tan lapidaria frase no es mía, sino que la leí hace años en un cómic de Mortadelo y Filemón. Ya de pequeño pude apreciar la sabiduría encerrada en semejantes palabras, y quedó grabada en mi memoria automáticamente.
Por lo tanto, si alguna vez llega el momento, ármate de valor, y rápate la cabeza. Los hombres con la cabeza rapada resultan más varoniles, y atractivos. Y como muestra, echa un vistazo a los siguientes ‘calvitos’. A ver quién dice no a alguno de éstos en una proposición indecente.

Yo jamás me negaría…¿y tú?
Anuncios

2 Respuestas a “Consejo 1: los calvos con melena son feos y dan pena

  1. Yo siempre he llevado mi calvicie con dignidad. Es una pena no encontrarme en tu lista de calvos atractivos aunque agradezco también el no estar en la lista de calvos fantoches.

¿Y tú qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s