Boucheron, cuando los sueños se funden con el metal.

Boucheron 35Buscando inspiración para nuevas colecciones (y babeando por algunas piezas que deslumbran a los paseantes desde prestigiosos escaparates o acaparan mi atención entre las imágenes de internet) decidí comenzar una nueva categoría de entradas en las que comentar y mostrar el trabajo de aquellos joyeros que lograron revolucionar el mundo de la alta joyería. Lo lógico, tratándose de mí, sería haber comenzado por el trabajo de Cartier (cuya elegante armonía me ha fascinado desde que tengo uso de razón), pero a medida que encontraba más y más creaciones de Boucheron el silencio se apoderó de mi boca… la exquisita extravagancia de sus piezas, su característicos elegancia, lujo y excelencia; el resplandor de sus piedras, y el oro trabajado al servicio del capricho de los diseñadores me cautivaron y me han vuelto incondicional de la firma (no puedo negar que tras el amor que le tengo, hay un poso de ligera envidia).

Boucheron 32

Seguramente, jamás imaginó Fréderic Boucheron cuando satisfacía los lujos del Palacio Real en el año 1853,  y de la Condesa de Castiglione (instalada en su residencia de la Plaza Vendôme, en el centro de París) el prestigio a nivel mundial que acumularía su firma, así como los innumerables premios que han recibido las 4 generaciones de joyeros que han formado y forman parte de esta marca.

Boucheron Tiara de Consuelo Vanderbilt

Su cartera de clientes contiene nombres históricos de la talla de Luis XIV, el Maharajá de Pitiala, la Reina Isabel II, los multimillonarios Vanderbilt o Mackai, la Zarina de Rusia, Óscar Wilde, la Condesa de Polignac, Gloria Swanson, Sarah Bernhardt y la bella Otero…

Bella Otero

…todos ellos atraídos por el resplandor de las piedras, la fantasía de sus creaciones, y la justa reputación de sus logros: Boucheron fue el primero en grabar los diamantes e inspirarse en los motivos de la naturaleza, típicos del art noveau; destacaron sus trabajos en “joyeria blanca”, y en los años 60 y 70, popularizó el reloj de muñeca, que se hizo indispensable para la jet set parisina.

Boucheron 34

Una firma que, desgraciadamente para la gran mayoría, está al alcance unos pocos y afortunados bolsillos. Aquí te dejo una selección de sus creaciones…

Boucheron 27Boucheron 45 Boucheron 26 Boucheron 17 Boucheron 08 Boucheron 09 Boucheron 10 Boucheron 05 Boucheron 13 Boucheron 41 Boucheron 46 Boucheron 01 Boucheron 03Boucheron 53 Boucheron 50 Boucheron 51 Boucheron 37Boucheron 18Boucheron 25Boucheron 21Boucheron 22Boucheron 36Boucheron 44Boucheron 47Boucheron 52
Boucheron 39Boucheron 43Boucheron 49Boucheron 20Boucheron 15Boucheron 12Boucheron 14Boucheron 24

 

¿Qué te parecen las piezas de Boucheron?

 

 

Anuncios

¿Y tú qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s