Premios Goya: Peor Vestidas

Llegamos a la entrada más esperada por muchos, la lista que todos quieren leer pero en la que nadie desea salir (exceptuando a Elena Bonham Carter, por supuesto). Debería abrir la entrada con la fotografía del brilloso paquete de Fuentes, su marcadísima raya en el párpado inferior, su perfecta piel de porcelana a lo Katherine Hepburn versión excursión de la tercera edad en Benidorm, y el párpado superior bien iluminado (como si de una discreta Priscilla, reina del desierto, se tratase), pero como éste es un post dedicado a ellas que son las verdaderas estrellas (o estrelladas) de la alfombra roja, he decidido no incluirle.

Así que, vamos a ello. Un error que hemos podido observar repetidas veces en esta edición han sido las ganas de llevarlo todo: plumas, pedrería, bordados, lentejuelas, transparencias, encajes… y una calabaza en la cabeza si alguien dijera que es trendy. Chicas, no todo tiene que ser minimal; soy más partidario del barroquismo que de aplicar el menos es más, pero todo tiene un límite!!  Manuela Vellés pecó de exceso con su Alfredo Villaba, que tenía de todo y mirabas donde podías debido a los reflejos plateados del escote…

goya-2014-peor-vestidas-7

Imagino que decidió quedar con María Boto a comprar su vestido de Thename, siguiendo su tendencia de “ponme de todo y algo más”. La parte superior engaña, pues parece un elegante vestido de mañana, con el que ir fabulosa a la oficina pero… SORPRESA!! A partir de las rodillas la cosa cambia en lo que parece una carísima fregona de pelo de Fraggle , o un plumero telescópico en degradé anunciado en teletienda. ¿Qué estabas pensando?!!
goya-2014-peor-vestidas-6

Celia Freijero no pudo acompañarlas ese día y, cansada de tanta pluma, decidió que lo suyo eran los lazos. Y decidió ponerse un Paule Ka en color negro que sería muy elegante y sensual si no fuera por un enorme (y cuando digo enorme, me refiero a tan grande que asoma por debajo de la axila, hasta el punto de que alguien se sorprendió “de que la chica llevara un periódico bajo el brazo”). Yo pensaba que en cualquier momento diría aquello de “Bed Bull te da alas” y echase a volar. Y para colmo, eligió los pendientes más largos de su joyero y se plantó una fabulosa pero diadema que resultaba excesiva para ese look.

Celia-Freijeiro-In-Paule-Ka-Goya-Cinema-Awards-2014

Natalie Pozo aplicó la máxima de menos es más, pero a su manera, y decidió dar un par de mordiscos a su Lorenzo Caprile y mostrar unas curvas que no tiene… Muy pocas pueden permitirse el lujo de llevar un vestido tan difícil, y tú no eres una de ellas… lo siento.

goya-2014-peor-vestidas-8

 

El caso de Miriam Giovanelli es distinto. Eligió un sencillo vestido con topos de María Escoté que si bien no era feo, en ella resultó un poco vulgar, ya sea por el escote tan amplio y bajo, el pelo amarillo peinado cómodamente (un poco más y viene con una pinza de plástico rosa recogiendo su melena) o la falta de complementos. Si decides llevar un vestido tan sencillo, los complementos tienen que sublimarlo.

*ALFOMBRA ROJA DE LA 28 EDICION DE LOS PREMIOS GOYA

Mi gran decepción de la noche fue cuando vi aparecer a Silvia Abascal, a quien considero emperatriz de estos eventos, pero que con este Stéphane Rolland con pantalones y sobrefalda no estuvo a la altura.  El negro no es su color, y el vestido es demasiado complicado, excesivamente teatral y pudo con ella (a parte de que el enorme escarabajo o lo que sea que trepa hacia su cadera me parece un horror).
1391980871305

Dicen  que Miriam Ocariz diseñó en exclusiva el vestido que lució la ganadora del Goya a la mejor actriz, Marian Álvarez. Imagino que será así, pero a mí me pareció más que se lo había prestado una tía suya que fue madrina en la boda de su hijo. El vestido tenía cierta elegancia rancia que le daba el aspecto de persona mayor, y el peinado potenciaba ese efecto…
goya-2014

Otra a la que pudo el vestido fue María León. El Lanvin verde de gran volante y hombro al aire apagó a la encantadora actriz y las bolsas en el vientre no eran de gran ayuda. Faltaba un no sé qué, y mucha actitud.

goya-2014-peor-vestidas-9

A la que también se le olvidó algo fue a Blanca Suárez, olvidándose el forro de su Elie Saab. Eres monísima, y es muy lícito querer ser sensual, pero ésto ya es pasarse. Y, para ser un Elie Saab, no es un vestido fantástico.

16657-blanca-suarez-con-falda-transparente-y-0x665-2Y hasta aquí la crónica de las peor vestidas… ¿A quién meterías en la lista? ¿O a quién sacarías?

 

Anuncios

¿Y tú qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s