Tarde de domingo con lluvia: ¿me engancho al fútbol en plan protomacho, o me hago un peeling?

Ya se acabaron las terracitas de los domingos. Con el otoño llegan las lluvias y las tardes de domingo en casa (hay mucha gente como para ir de compras, los cines están hasta arriba y las cañas dentro del bar no tienen mucho atractivo). ¿Qué hacer entonces? 

Con este dilema me encontré ayer, primer domingo con lluvia, y un velo de tristeza ensombreció mi domingo (no me gusta el verano (por el calor, las pocas ganas que tienes de moverte y demás), pero me encantan las tardes – noches de terracitas (a lo mejor soy un poco adicto…no sé si habrá adictos a las terracitas anónimos. ¿Alguien que me resuelva la duda?). En fin, a lo que iba.  Mientras la lluvia caía intensamente, y mi perezoso cuerpo se negaba a salir a la calle, mi cabeza llegó a la conclusión de que algo habría que hacer, y las opciones eran dos: engancharme al fútbol, o a cualquier otro deporte machirulo como harían la mayoría de los portadores de pene, o bien sacar el maletín de primeros auxilios y preparar mi piel para una dura temporada de otoño… ¿Adivináis qué elegí?

¡Bingo! Por si no os lo habéis imaginado, yo no soy del prototipo de macho ibérico… por favor! escribo un blog de moda, diseño bisutería, nunca tengo suficientes zapatillas Munich y mis bolsos son siempre los más grandes, así que elegí peeling.

Comencé con una limpieza facial seguida de una mascarilla hidratante, y elegí a Florence + the machine como compañera. Mientras la mascarilla hacía su función, comencé con las manos y uñas. Tras exfoliarme las manos y arreglarme las uñas (con arreglarme las uñas me refiero a aceite para cutículas, lima y pulidor de uñas, nada de esmalte de fantasía…soy consciente de que no estamos en la movida y uno es gay, pero no “Priscilla, reina del desierto”).

Y tras acabar las manos y retirar la mascarilla hidratante di paso a mi última adquisición: exfoliante labial (se te quedan los labios suaves y jugosos, incluso para aquellos que los tenemos finos).

Como broche final, me acomodé en el sillón y con el “Apple Tv” alquilé “El Gran Gatsby”. Reconozco que no me pareció una gran película, pero el estilo inconfundible de Baz Luhrmann me encanta (su cuidada estética, la siempre acertada banda sonora…), la ambientación impecable, el elegante vestuario de Prada (merecedor del Oscar)  y  las increíbles joyas de Tiffany & co. me hicieron disfrutar del film como pocos lo han hecho.

Cuando acabó, la oscuridad de la calle, la lluvia y la certeza del lunes poco importaban.. Florence Welch volvió a  elevar mi espíritu con “Bedroom Hyms” y me dispuse a afrontar una nueva semana.

Y tú, ¿cómo te enfrentas a las tardes de los domingos con lluvia? Anímate a contarnos qué haces, aunque te guste tirarte en el sofá y ver “Empeños a lo bestia”…cualquier alternativa es buena.

Anuncios

¿Y tú qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s