Y ahora… ¿dónde pongo mi ropa?? (o cómo organizar tu armario sin acabar sepultado por toneladas de ropa que no usaría ni Don Pimpón) Parte 1

Hola de nuevo.

Ante todo, perdonad esta ausencia tan prolongada que ha podido parecer un abandono por mi parte… como diría mi profesor de diseño, se trata de “Yo y mis circunstancias”. Entre otras, una de esas circunstancias ha sido diseñar los uniformes para una clínica dental (Cibeles Fashion Week, allá voy!!!). Ya os presentaré los figurines y me contaréis qué os parecen…

Pero el motivo de esta entrada no es otro que poner en orden el armario, labor tan tediosa para muchos como adorada por unos pocos (que encuentran un remanso de paz, belleza y, por qué no, un gustillo casi orgásmico al abrir un armario y contemplar cada prenda en su sitio…¿no os pasa también a vosotros?). Pues bien, si eres de los míos, al continuar leyendo te alegrarás de saber que no eres el único bicho raro en 100 km a la redonda… hay más como tú en este mundo. Si, por el contrario, al abrir tu armario temes ser sepultado por un alud de prendas que vestías cuando Miley Cyrus era todavía la inocente y rubia Hannah Montana y mantienes la teoría popular de seré desordenado, pero sé dónde guardo cada cosa/prenda necesitas leer esta entrada más que Mariah Carey un espejo.

Antes de ponerte a vaciar ropa encima de la cama como un poseso has de tener en cuenta el tiempo del que dispones. Un armario no se ordena en media hora ni en dos horas (para eso,  déjalo como está, rocíalo con gasolina, préndele fuego y aprovecha esas dos horas para comprar ropa nueva). ¿Drástico? Sí. ¿Dramático? Tal vez. Pero como dijo el Maestro Yoda a Luke Skywalker: “Hazlo o no lo hagas, pero no lo intentes”. Organizar tu guardarropa puede llevarte un día entero así que marca la fecha en tu agenda, elige tu música (Colplay y Madonna me acompañaron esta última vez), relájate y disfruta.

Pues bien, cuando llegue el día señalado, el primer paso que vas a dar para organizar tu armario es abrirlo (jejejeje), y contemplarlo. Tal vez se parezca a éste.

 Una vez que eres consciente de que ésta no es manera de almacenar tu ropa, ya puedes vaciarlo y dejar todas tus prendas encima de la cama. 

El paso que viene a continuación es el más duro de todos:  deshacerte de aquello que guardas “por si” (por si acaso se vuelve a llevar, por si acaso pierdo peso, por si me disfrazo alguna vez de Cowboy del espacio…). Asúmelo, el chandal de acetato no a volver (los que hayan vivido su adolescencia en los 90 conocen el horror del que estoy hablando), cuando adelgaces esos pantalones habrán pasado a la historia, y odias las películas de vaqueros. Así que haz dos montones: uno con aquellas prendas que has vestido el último año, y otro con toda la ropa que no ha visto la luz desde hace dos temporadas. Evidentemente, has de quedarte con la primera categoría. De las prendas malditas puedes deshacerte de la forma que quieras (mercadillo con tus amigos, contenedor de ropa usada, tiendas de segunda mano, encender la chimenea o hacer una barbacoa…).

Cuando encima de la cama sólo esté aquello que realmente vas a usar, es hora de dar un planchado a todo lo que necesite ser estirado (el hacinamiento descontrolado tiende a la arruga). A continuación devolveremos la ropa al armario. En primer lugar colgaremos las camisas, ya que tienden a arrugarse con facilidad. Se pueden organizar por función (ropa de trabajo, ropa de ocio; manga corta, manga larga; colores; lisas y estampadas…). Yo he elegido distinguir entre camisas de manga corta y camisas de manga larga, y dentro de cada subgrupo, hacer una diferenciación por colores.

 

 

Anuncios

¿Y tú qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s