Y ahora… ¿dónde pongo mi ropa?? (o cómo organizar tu armario sin acabar sepultado por toneladas de ropa que no usaría ni Don Pimpón) Parte 3

Seguimos (ya avisé de que un armario no es cuestión de dos horas…).

Por último, puedes colgar los fulares, pañuelos y bufandas en el interior de las puertas de tu armario. De este modo los tendrás siempre a mano y no podrás utilizar la excusa de “están guardados y me da mucha pereza sacarlos” (si Indiana Jones hubiera dicho lo mismo cuando el gobierno solicitó su ayuda para encontrar el Arca de la Alianza!!!)

¡Y ya está!

No está nada mal, ¿verdad? A partir de ahora sólo deberás aplicar la siguiente máxima: lo importante del orden es mantenerlo.

Anuncios

¿Y tú qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s