Y ahora… ¿dónde pongo mi ropa?? (o cómo organizar tu armario sin acabar sepultado por toneladas de ropa que no usaría ni Don Pimpón) Parte 2

Continuamos con el armario.

Una vez que las camisas están colgadas, es el turno de los pantalones. Yo distingo vaqueros (tengo unos cuantos) de otros tejidos (y a su vez, los ordeno por colores).

Un consejo es que, al doblarlos, hagas coincidir el borde de la cinturilla con el borde del bajo. De este modo todos quedarán a la misma altura, permitiéndote colocar otras prendas debajo de éstos.

Va teniendo otro aspecto, ¿verdad? Mi siguiente opción son las sudaderas. Yo no distingo (aunque puede hacerse) entre sudaderas con y sin cremallera. Yo las agrupo por colores.

Es aconsejable colocar aquellas prendas que uses habitualmente en las zonas más accesibles, y aquellos sitios que lo sean menos se destinen a las prendas que vistas con menos frecuencia.

Una vez que las sudaderas están en su sitio, nos centramos en las prendas de punto. Mi sugerencia es distinguir entre punto gordo y punto fino y, como ya habrás imaginado, organizar éstos por colores. Para facilitar la acción de doblar la prenda y conseguir que, una vez doblados, todos tus jerseys y chaquetas tengan el mismo ancho (lo cual resulta muy práctico pues te permite ahorrar espacio y almacenar con más facilidad la ropa, así como acentuar el aspecto de “ordenado”) utiliza un papel: muchos proponen hacerlo con papel cebolla o de seda, aunque yo te recomiendo utilizar un folio. Al tener más cuerpo puedes plegar con más facilidad la prenda y, al dejarlo dentro una vez doblado dota de más consistencia al jersey o chaqueta en cuestión, evitando que se arrugue con facilidad. Es muy sencillo:

1. Coloca el folio en la espalda del jersey, unos centímetros por debajo del cuello (así evitas que asome una vez doblada la prenda)

2. Dóblalo hasta llegar al borde de la hoja.

3. Y… TACHÁN!

Profesional, ¿no es cierto?. Cuando todas las prendas de punto esten dobladas, las guardamos en el armario.

Con las camisetas hacemos lo mismo. Volvemos a doblarlas utilizando el truco de la hoja de papel (aunque esta vez la sacamos), las agrupamos por colores y las guardamos (yo utilizo los cajones).

Anuncios

¿Y tú qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s